miércoles, 13 de noviembre de 2013

Una pequeña biblioteca una gran oportunidad: el proyecto "Little Free Library"

Se parecen a refugios para los pájaros  pero, lo que esconden en su interior son libros. Constituyen  "pequeñas bibliotecas"  que florecen en los jardines  incitando a la lectura y la convivencia.  El procedimiento es simple: cualquiera puede tomar uno o varios libros de la caseta a condición de dejar el mismo número a cambio. "Llévate un libro, deja un libro" es el leitmotiv de la iniciativa. 

El origen de esta idea la tenemos que buscar en   la pequeña localidad de Hudson, Wisconsin,  en 2009, donde  Todd Bol rindió homenaje a la generosidad de su madre, una profesora recientemente fallecida, construyendo  una pequeña escuela de madera, roja y blanca, que rellenó con libros de sus padres y una etiqueta que indicaba "Libros gratuitos".

 En la actualidad el proyecto se ha extendido hasta Ucrania y  Pakistán. A finales de octubre,Todd Bol envió 20 pequeñas bibliotecas a Acra, en Ghana, y de apoyo a la ONG en India "Going to school" que quiere construirlas para 3.500 escuelas.

 
A menudo construidas como si fueran un refugio para aves, las mini-bibliotecas también toman la forma de un reloj, de un robot e incluso de pequeños teatros, dependiendo de la imaginación de sus propietarios.

 Estas pequeñas bibliotecas  nacidas en 2009  han crecido hasta alcanzar 15.000 bibliotecas para 2014, en 55 países y 50 estados, a un ritmo de 700 a 1.000 nuevas cada mes .



Conoce el proyecto en  littlefreelibrary.org.

No hay comentarios: