jueves, 2 de junio de 2011

El Rincón del Lectura del Viajero del Faro



"Que Tengo escribiera de noche resultaba más bien raro. Él prefería escribir durante el día, cuando la gente caminaba por la calle. Si escribía cuando la oscuridad lo envolvía todo y reinaba un profundo silencio, a veces el texto resultaba demasiado denso. Muchas veces tenía que reescribir durante el día las partes que había redactado de noche.
Sin embargo, cuando aquella noche se puso a escribir a mano, tenía la mente ágil. Su imaginación se desperezó y la historia fluyó libremente. El flujo apenas se interrumpía. El extremo del bolígrafo no dejaba de hacer ruido sobre el papel blanco. Cuando la mano derecha se le cansó, dejó el bolígrafo sobre la mesa y movió los dedos en el aire ... no oyó ningún ruido exterior. Quizá las gruesas nubes, como el algodón, que cubrían el cielo de la ciudad había absorbido todos los ruidos.
... volvió a tomar el bolígrafo y formó una hilera de palabras sobre el cuaderno..."

Haruki Murakami, 1Q84

http://www.diariodeviajecarloss.blogspot.com/
gracias por compartir tu lectura y tu rincón con nosotros