miércoles, 10 de agosto de 2011

Un interesante experimento narrativo


Voces para un blues negro, la primera novela negra colectiva que ha sido elaborada por cerca de una treintena de autores literarios y gráficos seleccionados en un concurso en Internet, permite ver en directo la transformación de la literatura.

El peruano Santiago Roncagliolo, ganador del premio Alfaguara 2006, publicó el 19 de enero en la web tobe-continued el primer capítulo de este experimento narrativo: después, en una carrera que ha durado cuatro meses, 1.031 propuestas de 15 países han luchado para ser incluidas en los capítulos que continuaban esa historia policíaca, que protagoniza el detective Fermín Colifatto.

Para el segundo capítulo se presentaron más de cien propuestas en cinco días, entre las que un comité editorial eligió una que pasó a estar disponible en la página web del concurso: los aspirantes vuelven a disponer de un periodo de cinco días para trasladar sus textos para el capítulo 3, siguiendo el argumento del anterior; y así hasta el Capítulo 15 con dos excepciones, dos capítulos de escritores profesionales: Cristina Fallarás y Agustín Fernández Mallo.

El mismo proceso se lleva a cabo para seleccionar las 15 ilustraciones que se pueden ver en la novela.

No hay comentarios: