miércoles, 8 de agosto de 2012

Y tú...¿Cómo marcas tus lecturas? Los marcadores de Lía



Se encontraba mi cuna junto a la Biblioteca, 
Babel sombría, donde novela, ciencia, fábula,
Todo, ya polvo griego, ya ceniza latina, 
se confundía. Yo era alto como un infolio. 
Y dos voces me hablaban...


 

 
“La tierra es un pastel lleno de dulzura;
yo puedo (¡y tú placer será entonces sin limite¡)
despertarte un apetito de igual tamaño”.
Y la otra: “¡Ven¡, ¡oh, ven viajero en los sueños,
más allá de lo posible, más allá de lo conocido¡”



 
Marcadores que recuerdan su país

Marcadores que recuendan su Infancia
Marcadores que recuerdan su paisaje.

Marcadores de viajes que recuerdan Viajes





... Desde este tiempo, igual que los profetas,
amo tan tiernamente el desierto y el mar;
desde entonces me río en los duelos y lloro en las fiestas,
y encuentro un gusto suave al vino más amargo;
tomo muy a menudo los hechos por mentiras,
y, con los ojos en el cielo, me caigo en los agujeros.
Pero la voz me consuela diciendo: “Conserva tus sueños;
¡los cuerdos no los tienen tan bellos como los locos¡”
Charles Baudelaire, "La Voz"
Marcadores de Lía B.
Gracias por aportar tu granito de arena en este proyecto, Lectora.

1 comentario:

Anónimo dijo...

veEn los centros públicos con ordenadores conectados a internet (bibliotecas, telecentros, casas de cultura, etc.) suele haber un límite de tiempo para las consultas.

En algunos de ellas, con buen criterio, si quedan computadoras libres y no hay nadie esperando su turno dejan estar más tiempo que el estipulado a quien lo necesite. Pero, lógicamente, en cuanto todos los ordenadores están ocupados y llega alguien que quiere usar uno se pide al que lleva más tiempo (habiendo pasado el límite) que ceda su puesto.

El problema es que en otros centros son inflexibles y no dan prórroga a las personas que lo requieren, quedando uno, varios o todos los ordenadores desocupados, pudiendo estar dando un servicio público a las personas que pagan sus impuestos por él.

En todos los locales públicos se debería permitir estar más tiempo usando la WWW a quien lo necesite, siempre que sea posible, según se ha explicado.

Saludos